India: un semana en el Triángulo De Oro

Autor/a Laura Picurelli | Categoria: Viajes | Publicado el 26 de Mayo | 0 comentarios

India es un país que no deja indiferente a nadie y el triángulo de Oro es un circuito que incluye la visita a tres de sus principales ciudades: Delhi, Agra y Jaipur.

 

 

Delhi, la capital de este inmenso país.

 

  • Visitar la mezquita de Jama Masjid.  Es una de las más grandes de la India y se accede a ella por una escalinata. Os obligaran a cubriros el cuerpo con ropa, por lo que si no queréis tener que poneros algo prestado, salid ambos del hotel con los hombros y las piernas cubiertos. Este lugar merece la pena. Además, no os podéis perder el mercado que se monta junto a la mezquita donde se venden todo tipo de pájaros.
  • Ir a la tumba de Humayun. Es un conjunto de edificios de arquitectura mogol que inspiró la construcción del Taj Mahal. Está muy bien conservado ¡Precioso!

    Tumba de Humayun
  • Visitar  el Qutab Minar. Es el alminar de ladrillos más alto del mundo y el monumento islámico más antiguo de Delhi. Pero además de su admirable altura, os encantará el complejo en el que está ubicado.
  • Adentrarse en Old Delhi. En contraste con New Delhi, la parte vieja de la ciudad está muy concurrida. Su calle más conocida es Chandni Chowk.

    old delhi
  • Visitar Birla House. La casa donde vivió  Mahatma Gandhi durante los últimos días de su vida y donde además fue asesinado. Hoy en día, convertido en casa-museo y se puede visitar.
  • Ver el fuerte rojo. Es un palacio enorme construido con arenisca. Su muralla mide más de 6 kilómetros,  por lo que si no tenéis tiempo de visitarlo por dentro, acercaros al menos a verlo  desde fuera. ¡Impresionante!


Agra

 

  • Visitar el fuerte de Agra. Un palacio amurallado de arenisca, que vale la pena visitar ya que  su interior alberga un impresionante conjunto de palacios y edificios señoriales.
  • Ir al Taj Mahal. Considerado una de las 7 maravillas del mundo moderno, hacen de este conjunto, un must en el viaje a India o el motivo de muchos para emprender el viaje.

Taj Mahal

 

Os faltarán objetivos en la cámara para plasmar la inmensidad del mausoleo con la cúpula de mármol. Mi consejo es que vayáis guapos y llevéis una buena cámara para poder sacaros un bonito retrato.

Por la tarde hay menos gente en el recinto y la vista es aún más espectacular con la puesta de sol.

 


Jaipur

 

  • Palacio de Fatehpur sikri. De camino a la capital de Rajastán,  es recomendable pasar por este  impresionante palacio que os dejará  nuevamente boquiabiertos.

    Palacio de Fatehpur sikri
  • Moverse en un taxi diferente. Hay transportes a los que no estamos acostumbrados en occidente y es interesante probar, como  son el rickshaw y el autorickshaw. La diferencia entre ambos es que el el primero es  un carro tirado por una bicicleta  y el segundo  por una moto. Son los medios de transporte más económicos.
  • Regatear  en los bazares. Jaipur tiene muchísima influencia musulmana, que se ve tanto en sus fachadas como en sus gentes. Dicen que es un  lugar de compras, y no se equivocan. Aquí se fabrican las mejores telas de la India, de modo que si queréis comprar, podréis hacerlo a un precio tan económico como vuestra destreza con el regateo os permita. Faldas, colchas, pantalones, fundas de cojín...
  • Tomar un lassi. Se trata de una bebida refrescante que hacen a base de yogur y que se sirve muy fresca en vasos de cerámica. Aunque se puede pedir en muchos restaurantes de la India, el lugar originario de este productor está en pleno centro de Jaipur  y se llama “Lassiwala”. ¡Saldréis lassi adictos!
  • Subir en elefante hasta el Fuerte Amber. Se trata de un complejo palaciego erigido en lo alto de una colina. Un lugar precioso con impresionantes paredes hechas a base de espejos, y con vistas a toda la ciudad.

    Paseo en elefante
  • Visitar el palacio de los vientos o Hawa Mahal. Un palacio construido por el marahá Sawai Pratap Singh destinado al harén, con el objetivo de permitir a las mujeres reales observar la vida cotidiana de las calles de la ciudad sin ser vistas.

    Hawa Mahal
  • Sacar una fotografía del Jal Mahal. Este monumento, conocido también  com Palacio sobre el agua forma una bella imagen, que es imprescindible fotografiar. También es posible visitarlo a través de un paso elevado.
  • Ir a ver cómo fabrican las telas. La fabricación de la mayoría de las telas que luego se venden en el bazar, o se exportan a otros lugares de la India es elaborada a mano. Merece la pena verlo.



Escribe tu comentario

Cualquier comentario que envies será moderado.
Utiliza ortografía correcta y se amable si quieres que los demás lo sean contigo.

Toda la información enviada será utilizada únicamente para procesar el comentario y responderlo si fuera el caso. Gracias por participar.