Se acerca Halloween y con ello los preparativos para actividades terroríficas u otros planes para pasar una noche especial donde los sustos están permitidos.

 

Os proponemos una actividad para hacer en pareja o para sorprenderla: preparar una calabaza de Halloween. También os diremos una manera muy fácil de hacer un aperitivo con lo que os sobrará de calabaza.

 

Calabazas en la calle

 

Estas manualidades son muy famosas por América aunque cada vez más gente se anima a hacerla en casa. Por un precio muy reducido puedes tener un adorno de lo más terrorífico en casa o hasta montar con tus amigos un concurso de calabazas.

 

 

 

Cómo hacer una calabaza de Halloween


 

Los pasos para hacer una calabaza son los siguientes:

 

  • Comprar la calabaza, según lo que tengáis pensado, de un tamaño u otro.
     
  • Con un cuchillo recorta la parte de arriba para crear una tapa.
     
  • Con una cuchara, vaciar todo el contenido de la calabaza. Guardar en un plato las sobras para luego.
     
  • Imprime una plantilla y engánchala con celo en la calabaza. Nosotros os proponemos unas cuantas plantillas listas para imprimir y utilizar:

    Face horrorFantasmaMurcielagoste quieroLoveGato negroCasate conmigoCara terrorifica


    Si quieres pedir en matrimonio este Halloween, aprovecha la plantilla "Cásate conmigo", ¿no te parece una manera muy original?

     
  • Con una chincheta o un alfiler, marcar el contorno de las zonas oscuras para dejar marca en la calabaza y saber por dónde cortar después.
     
  • Con un cuchillo ir cortando poco a poco cada pieza.
     
  • Repasar con una espátula o el mismo cuchillo los residuos que hayan quedado.
     
  • Lavar
     
  • Colocarle una vela y cerrar la tapa. Voilá! Calabaza hecha.

 

Os dejamos un video, en inglés, que muestra perfectamente cómo hacer una calabaza. Da igual que no entiendas lo que va explicando la chica, con las imágenes se entiende perfectamente cada paso.

 

 

 

Aperitivo: Pepitas tostadas


 

Para aprovechar lo máximo posible la calabaza, podemos reservar las pepitas para hacer un rico aperitivo que no tiene ningún tipo de dificultad.

 

Para hacerlo hay que separar las pepitas de los restos de calabaza, lavarlas y secarlas. Luego, repartirlas por una bandeja de horno, ponerlas sal y un chorreón de aceite de oliva. Dejar en el horno unos 15 minutos a 180º y ¡listo!

 

Pepitas de calabaza

 

¿Os animáis ha hacer vuestras propias calabazas este Halloween?


Escribe tu comentario

Cualquier comentario que envies será moderado.
Utiliza ortografía correcta y se amable si quieres que los demás lo sean contigo.

Toda la información enviada será utilizada únicamente para procesar el comentario y responderlo si fuera el caso. Gracias por participar.