Claves para discutir menos con tu pareja

Autor/a Alexandra Ruano | Categoria: Temas variados | Publicado el 6 de Octubre | 0 comentarios

Pareja enfadada¿Cualquier tema de conversación termina a gritos? ¿Os peleáis continuamente? Si estáis cansados de discutir siempre y necesitáis un poco de armonía en la relación os damos unos consejos que os serán muy útiles.

 

Pero eso sí, nunca dejéis de discutir y contaros vuestros problemas y puntos de vista porque…

 

¿Sabías que según un estudio de la Michigan University, las parejas que discuten se separan menos?

 

¡Pues si! Es un medio de comunicación para desahogarse con tu pareja y arreglar vuestras diferencias y tener una vida en pareja más sana.

 

 

Si sois una pareja que evadís los conflictos... ¡Dejar de hacerlo YA Resolver vuestras diferencias de manera sana y aprovechar estos consejos para apaciguar la discusión.

 

 

Nosotros, no yo.

 

Según la universidad de California en Berkeley, omitir el tú en la discusión y convertirlo en nosotros, ayuda a resolver diferencias y terminar con la discusión.

 

Esto es debido a que al hablar de “nosotros” se crea un lenguaje más positivo, más cariñoso y con menos niveles psicológicos de estrés.

 

Nunca se deben utilizar palabras como “tu” y “yo” ya que expresar separación y solo provocan empeorar la discusión, crear un entorno hostil.

 

 

 

 

Cuenta atrás: 10, 9, 8…

 

Pareja enfadada y llorandoLa típica cuenta atrás os puede ser muy útil para no responder a gritos y calmaros antes de decir vuestra opinión sobre el tema a discutir. ¡Pero contar mentalmente!

 

Suavizará el tono de voz y la tensión de la discusión sin incitar al otro a contestar aumentando el tono y así conseguir apaciguar la pelea.

 

Si por el contrario, eres de las que prefieren llorar y callar y parecer la víctima o simplemente no tienes fuerzas para seguir la conversación ¡intenta expresar lo que sientes!  Importante, diga lo que diga el otro nunca hay que perder los papeles, ni gritar.

 

 

Perdóname

 

Se realista y comete tu orgullo. Aunque estés muy enfadado, pide perdón y reconoce las partes que sean ciertas de los argumentos que te de tu pareja.

 

Eso no significará que le des la razón de todos los puntos de la discusión. Se sincero y acepta que tiene razón aunque te de rabia.

 

Esto también provocará la misma reacción hacía tu pareja, que se suavizará y hará lo mismo cuando saquéis errores que haya cometido él o ella.