Papá en el embarazo

Autor/a Cristina Muñoz | Categoria: Maternidad | Publicado el 24 de Julio | 1 comentarios

Tu ayuda no empieza únicamente de camino al hospital, sino cuando mamá te dice que tiene la primera falta y que tenéis muchos puntos de estar embarazados

 

Es lógico y normal que te sientas confundido e ilusionado a la vez, ya que no sabes cómo reaccionar ni lo que debes hacer pero… ¡Jo! ¡Vas a ser papá!

 

Ahora mamá empezara a estar diferente a como a estado de costumbre… piensa que tiene las hormonas por las nubes que igual que quiere sexo a todas horas, donde sea y como sea que de golpe no puede verte y todo son malas caras, que por cualquier cosa pequeña se pondrá a llorar.

 

No te enfades con ella, en serio… son las hormonas. Su olfato se agudizará y sus gustos cambiaran. Sin pensar que tendrá las vomitonas mañaneras, dormirá como una marmota tanto que el sofá se le quedará pequeño a las 7 de la tarde o de golpe y porrazo se marea porque tiene un hambre voraz… Papi… paciencia y tolerancia… piensa que esto durará solo 9 meses. Después de esto…¡tendrás otro tipo de problemas!




 

¿Cómo puedes ayudar a mamá?

 

Ecografias rutinariasCuando te diga… “vamos a tener un bebé” o “Estoy embarazada” lo primero que deberías hacer es darle un besazo bien gordo y acompañarla a todas las visitas a los médicos, por dos motivos: mamá no sentirá la carga ella sola sino que compartirá todas sus emociones contigo y tu podrás disfrutar también de tu hijo y sentirlo más cerca, ya que en el primer trimestre podrás escuchar su corazoncito, en el segundo ya podréis diferenciar cada uno de sus miembros y ¡saber si es un nene o una nena! Y al tercer trimestre… ya se puede notar en el ambiente que vuestro bebé está cerca  y esa emoción es única en el mundo,

 

¿qué mejor que compartirla con la persona que te va ayudar a tener un hijo?

 

Pero no únicamente la acompañes al médico, sino a las clases preparto ya que no sólo les van a ser útiles a ella sino ¡a ti también! Ya que te explicaran como serás útil para mamá en el momento que estéis en la sala de parto.

 

También es genial que la ayudes a hacer los preparativos para la llegada del bebé, que escojas el color de las paredes de su habitación, la ropita o que cuna te parece más cómoda y sobretodo muy, muy importante… escoger juntos el nombre de vuestro hijo/a, pensad que será algo que le acompañe toda la vida y debe ser algo que os guste o signifique algo para los dos.

 

Prohibiciones durante el embarazoOtra forma de ayudar a mamá es facilitarle las cosas para estar y comer sano durante el embarazo.

 

El médico y la matrona os comentaran cuales son los hábitos más saludables para esta situación, pero básicamente hay que evitar el alcohol, las drogas y el tabaco, ya que estas sustancias son muy perjudiciales para el desarrollo del feto. Hay que tener una dieta equilibrada y comer de todo: carne desgrasadas, pescados, frutas, verduras, cereales (si son integrales mejor) y lácteos. Si tú comes equilibrado igual que ella le facilitaras sus comidas, ya que los antojos serán menores y contribuirás a que el feto tenga todas las substancias necesarias para su perfecto crecimiento.

 

Los nervios y el estrés de mamá pueden perjudicar a vuestro hijo, así que también es trabajo tuyo ayudar a mamá a tener una vida tranquila evitando problemas y situaciones estresantes, por ejemplo tener un hijo mayor implica un trabajo extra.

 

Entre los enredos de la casa, el sueño que la arrastra, los pies hinchados, los mareos, las vomitonas… y el hermanito mayor dando guerra y sus posibles celos ¡puede ser una locura asegurada! Así que intentar evitarle estas situaciones a tu pareja ya que implica mejorar la tranquilidad de tu futuro bebé.

 

Crea un vínculo con tu bebé, esto fortalecerá la relación con mamá y el bebé irá conociendo quien es su papá. Háblale, cuéntale un cuento, ponle música, acarícialo… con este vinculo conseguirás que tu bebé sepa quién eres y para un futuro, cuando estéis en casa, tu también seas capaz de tranquilizarlo ayudando a mamá a tener un poco de libertad personal.

 

Feto escuchando música

 

¿Pensabas que iba a ser fácil? Lo sentimos… pero ser padre es una gran responsabilidad que no únicamente recae en la figura de la madre, sino que es una tarea compartida y la mujer puede sentirse con una gran carga en el embarazo y el parto, los situaciones que la figura del hombre es imprescindible para que todo vaya sobre ruedas.

 

Tranquilízate… ya veras, ¡todo va a ser estupendo! Y si te implicas 100% te aseguramos que serás ¡un papa genial!





Comentarios(1)

  • yulianny Morales
    April 10, 2017

    Me gustó mucho este artículo está muy bueno y os agradezco porque le ha servido de mucha pero mucha ayuda a mi esposo el me lo ha leído y dice que si antes me trataba de entenderr pues ahora me entenderá y ayudará mucho más.


Escribe tu comentario

Cualquier comentario que envies será moderado.
Utiliza ortografía correcta y se amable si quieres que los demás lo sean contigo.

Toda la información enviada será utilizada únicamente para procesar el comentario y responderlo si fuera el caso. Gracias por participar.