El rol de papá en el parto

Autor/a Cristina Muñoz | Categoria: Maternidad | Publicado el 17 de Julio | 0 comentarios

¡Papá! ¡Tu hijo está a punto de nacer! Así que venga… ¡mueve el culo! No vale eso de estar quietito mirando y con cara de miedo. ¡Queremos un superpapá!

 

Que no se limite a caminar de un lado a otro, nervioso, perdido y sin saber qué hacer. ¡Mamá está ahí con unos dolores que se muere, jurando y perjurando que el próximo lo tendrás tú!

 

Definitivamente… mamá te necesita.  La mejor forma de saber que necesita, es saber por lo que está pasando, ¡necesita que la animes como si de un partido de futbol se tratara! Y tranquilo, que si no quieres no veras ni sangre ni heridas, únicamente deberás acariciar a mamá y decirle lo bien que lo está haciendo.

 

Papá debe ayudar

 

Papa y su nuevo hijo¿Cómo? Pues estando con mamá, que mamá no sienta que está sola en esto ¡ya que va a parir a vuestro hijo!, puedes llamar al médico, llevarla al hospital, ir cogiendo su mano… básicamente estando con ella ahí, ya que debe sentirse acompañada, sentir una voz conocida y no sentirse emocionalmente desamparada.

 

Pero el estar ahí también te ayudará a ti, ya que te sentirás útil, veras que formas parte de lo que está sucediendo y empezarás a saber qué es ser papá.

 

Si te da pavor entrar en la sala de parto, piensas que preocuparas a mamá porque tu no vas a estar bien, no te preocupes. En los momentos más dolorosos ya has estado con ella, puedes esperar fuera hasta que todo haya pasado.

 

Hay que decir que los papás que han asistido a todas las clases preparto, tanto informativas como prácticas, se han sentido más motivados para estar en todo momento con mamá, ya que se ha dado cuenta la importancia de su papel y lo importante que es. 

 

Ya que una vez el bebé haya nacido, será papá el que acompañe al bebé y a la enfermera para limpiarlo y vestirlo, ¡serás tú! ¡Papá! Que con tus manos grandotas le darás a mamá por primera vez a su hijo que ha estado 9 meses dentro de ella, compartiendo por primera vez este trabajo que habéis iniciado juntos: la tarea de ser papas.

 

Una curiosidad… fue en 1958 el primer año que dejaron a los papás asistir al parto junto con mamá en España, ya que se dieron cuenta que el apoyo entre la pareja facilitaba el parto y disminuía el riesgo de tener complicaciones en el parto.





Escribe tu comentario

Cualquier comentario que envies será moderado.
Utiliza ortografía correcta y se amable si quieres que los demás lo sean contigo.

Toda la información enviada será utilizada únicamente para procesar el comentario y responderlo si fuera el caso. Gracias por participar.