Un momento precioso en la vida de una pareja, el nacimiento de su hijo, puede ser un motivo de agobio y de estrés para ellos.

 

Después de nueve meses de espera, los dolores de la madre, el parto y todo lo que conlleva, tenemos que tener en cuenta que la madre, aparte de estar pletórica de felicidad y orgullo, estará cansadísima y estará deseando observar a su bebe con su pareja a su lado.

 

Padres con su hijo recien nacido

 

Los ruidos de los visitantes, los teléfonos sonando, las fotografías, los llantos del bebé, etc. Hará que a los padres se les haga cada vez más pequeña la habitación de hospital y claustrofóbica.

 

Por eso mismo tenemos que tener cuidado y darnos cuenta de cuando es la hora de volver a casa y dejar a la familia descansar.

 

Estos son algunos de los consejos:

 

  • Si no eres de su círculo más próximo es mejor esperar a que salgan del hospital. Si no hay mucha confianza entre vosotros, puede ser un poco molesto para la madre a la hora de dar el pecho delante de ti y/o simplemente no quiere ser vista cansada y en camisón.
     
  • No comentes sobre el aspecto físico de la madre. Con el nacimiento del bebé todas las mujeres, unas más que otras, sufren cambios físicos por las hormonas, que aparte de aumentar los pechos y la barriga, pueden crear diferentes cambios físicos en la madre.
    ¡Nunca hagáis comentarios sobre ello! Acaba de ser mamá y hacer un esfuerzo. Lo único que tenéis que comentar es sobre la felicidad que refleja en su rostro.
     
  • No hagas comentarios sobre el bebé que puedan molestar a los padres. Sobre todo a la madre, que tendrá las hormonas revueltas y estará muy sensible a cualquier tipo de comentario.



    Recien nacido


     
  • Respetar la decisión de los padres. Hay algunos padres que puedan no querer recibir visitas en estos momentos, o simplemente a los padres de ambos para que conozcan a su nieto. Habrá tiempo para conocer al bebé y darle todos los mimos que queráis. Lo primero son ellos y que estén cómodos.
     
  • Las visitas no se deben alargar mucho rato. Los felices padres tendrán en cuenta tu gesto y que hayas ido a visitarlos, pero siempre hay que recordar que hay un recién nacido al que tienen que prestar atención y acostumbrarse a él y aprender que es lo que quiere a cada momento.
    Los padres no querrán estar pendientes de tener conversaciones eternas ni hablar de cosas porque sí, para hacer tiempo en el hospital.
    Es aconsejable estar un rato corto pero no quedarse a pasar la mañana/tarde.
    Si podéis evitar ir a visitarlos con niños pequeños mejor, ya que correrán por la habitación y harán ruido.
     
  • No pasarse el bebé de uno a otro: A parte de poder resultar molesto y estresante para el recién nacido, los padres estarán muy atentos y preocupados de que no caiga, que la gente le coja bien, etc. Por lo tanto evita cogerlo si ves que lleva rato en brazos de la gente e incluso llama la atención al respecto, te lo agradecerán.
    También remarcar que si eres fumador y acabas de tirar un cigarrillo, el olor puede ser muy irritante para todos y sobre todo para el bebé.
     
  • Si llevas un regalo al bebé y tiene hermano/a, trae un detallito para él/ella. ¡No queremos que empiecen los celos en las primeras horas de vida del bebe! ¿no? Por eso mismo es aconsejable llevar un detalle al hermano/a. Por un coste muy reducido, ya que un detalle no te va a costar ni 10€, harás que también se sienta parte del momento y no se sienta excluido.
     
  • Si quieres visitar al bebé, avisa antes de ir. Todavía acostumbrándose al ritmo del bebé, los papas pueden no querer visitas teniendo la casa patas arriba o simplemente no les apetece recibir a la gente en pijama y manchados.
    También es una buena manera de que puedan controlar la cantidad de gente que haya en cada momento, porque muy fácilmente, pueden concentrarse en casa un montón de gente.



     
  • Respetar unos horarios para visitar y llamar. A partir de las 18:30 o 19h muchas parejas empiezan a preparar el baño para el bebé, la cena y a dormir.
    Es muy importante respetar y dejar que hagan su rutina para que tanto ellos como el bebé no pasen una mala noche.
     
  • Ofrecer la ayuda adecuada. Si quieres ayudar a los padres para que vayan un poco más descansados, no te ofrezcas a quedarte con el bebé para que la madre pueda arreglar la casa y/o hacer otras labores.
    La ayuda que necesitará en ese momento es con la casa, con el hijo mayor si tiene, para llevarlo con los amigos, al parque o hacer otras actividades para que se distraiga. Incluso un tupper puede ser un detallazo enorme que lo sabrá valorar.
     
  • Si el bebé está dormido, no le molestéis. Mucha gente no se queda mirando como duerme plácidamente el niño, si no que le acaricia, le hace voces graciosas y le da besos.
    Hay que dejarlo descansar y no molestar porque luego a la noche, vosotros no lo veréis, pero puede provocar que los padres no duerman, y lo necesitarán.

 

Papas

 

Si ya habéis vivido esta experiencia y creéis que hay algún punto más a tener en cuenta, compártelo con nosotros, así crearemos la lista perfecta para evitar momentos estresantes y no deseados, y así poderla compartir con los amigos y familiares como quien no quiere la cosa… ¡Vosotros podéis ser los siguientes en necesitar compartir esta lista con la familia! ;-)



Promoción Prénatal
 


Escribe tu comentario

Cualquier comentario que envies será moderado.
Utiliza ortografía correcta y se amable si quieres que los demás lo sean contigo.

Toda la información enviada será utilizada únicamente para procesar el comentario y responderlo si fuera el caso. Gracias por participar.