Cómo llevar a tu bebé en el arnés

Autor/a Alexandra Ruano | Categoria: Maternidad | Publicado el 7 de Junio | 0 comentarios

Mama y bebe comunicandoseSon muchos los padres que optan por dejar el carrito en casa y llevar a su hijo en arneses especiales para bebes o bien, enrollados con pareos y pañuelos, haciendo diferentes combinaciones para que el bebe este más cómodo.

 

Lo que muchos no saben es que no todas las posturas son correctas y adecuadas para el bebé y tampoco para los padres.

 

Para empezar,

¿el bebé ha de ir mirando hacia adelante o hacia nosotros?

Esta es una pregunta bastante común.

 

No es recomendado llevar al bebé mirando hacia delante ya que las posturas no serán adecuadas ni para él ni para ti.

 

Es duro cuando ves que tu bebé empieza a interesarse por el entorno, se ríe con diferentes cosas que puede ver mientras estáis de paseo, etc. Esta es una razón por la que muchos padres llevan a su bebé mirando el paisaje.

 

Lo que tenéis que saber es que los bebes son propensos a estresarse y agobiarse si no tienen a la vista a sus padres, y pueden sentirse inseguros.

Como es normal, es muy importante la comunicación padre/madre – hijo, por lo que es la mejor opción tener al peque mirando hacia nosotros y hablar con él.

 

 

Además de esto y muy importante, el padre tiene que tener contacto visual en todo momento con el niño para poder controlar su respiración, saliva o cualquier otro aspecto que pueda hacer sospechar de que algo le pueda suceder al pequeño de la casa. A más a más si el niño está mirando para adelante la cabeza no queda bien respaldada y puede provocar problemas de cuello al bebé.

 

 

En resumen, evitar colocarlo mirando hacia delante y disfrutar de la carita de vuestro bebé.

 

Otro aspecto importantísimo en el tema de los arneses es la postura del bebé en el arnés:

 

Posiciones para portabebes y arneses

 

Como podéis observar en la imagen de arriba hay dos posturas bastante comunes, una de las cuales es malísima para el bebé y hay que corregirla siempre.

 

Las piernas no pueden estar colgando ya que recae todo el peso de las piernas en las caderas, pudiendo contribuir a la displasia de cadera.

 

¿Qué es la displasia de cadera?  Consiste en el desarrollo anormal de la articulación que hay entre el fémur y la cavidad de la cadera, el cual provoca un desplazamiento y desencaja la posición de estas articulaciones. Puede pasar de forma intermitente o bien quedarse de manera permanente, en este caso se tendrá que tratar con un ortopedista.

 

3 de cada 1000 niños sufren esta displasia, por supuesto, no todos por este motivo, hay muchos otros factores que pueden favorecer a tener este problema.

 


 

Por lo tanto, evitemos todas las posibles causas para evitar la displasia de cadera, además de otros problemas de salud en nuestro bebe y también en nosotros mismos. Los más básicos:

 

  • Colocar al bebé mirando hacia nosotros para controlar su salud y comunicarnos.
  • Utilizar portabebes ergonómicos para asegurarnos de una correcta posición del bebé (imagen anterior) y una correcta repartición de peso en nuestra espalda

Viñeta dolores de espalda

Promoción Prénatal

 

 


Escribe tu comentario

Cualquier comentario que envies será moderado.
Utiliza ortografía correcta y se amable si quieres que los demás lo sean contigo.

Toda la información enviada será utilizada únicamente para procesar el comentario y responderlo si fuera el caso. Gracias por participar.