Dormir en pareja: las posturas del sueño

Autor/a Cristina Muñoz | Categoria: Matrimonio | Publicado el 12 de Julio | 0 comentarios

¿No pasa que al principio de la relación cuando dormíais en una cama de 90 cm, dormíais siempre acurrucados y agarrados haciendo la hora de dormir la acción más romántica?

 

Fue iros a vivir juntos y os comprasteis una cama de 135 o 150 y las cosas cambiaron, ahora ya hay más espacio y cada uno puede dormir a sus anchas revelando con su posición la situación de la pareja o como se siente dentro de ella.

 

Pareja durmiendo

 

¡Pues nosotros hoy os explicaremos que significa cada una de las posturas que realizáis de forma inconsciente a la hora de dormir!

 

Ya que en la relación de la pareja únicamente el 35% es comunicación verbal y el 65% restante es comunicación no verbal.

 

Hay estudios que comentan que los primeros cinco años de convivencia las parejas sacrifican su comodidad para poder estar más cerca de la pareja y fomentar la intimidad, pasado estos cinco años la pareja ya se siente más segura en su relación y empieza a ser independiente y en sí a necesitar más el descanso que el contacto con la pareja.

 



Las posturas

 

Posturas dormir en parejaPosición fetal o la cucharita: Esta postura no es la más cómoda ni la que proporciona un sueño profundo durante la noche pero es la que permite más cercanía entre los dos.

 

La complicidad y la implicación de la pareja es notable, la relación está llena de simpatía, cariño, ternura y protección. Se dice que es la posición preferida de las parejas que llevan menos de cinco años compartiendo cama.

 

De espaldas: Darse la espalda a la hora de dormir indica independencia. Buscáis descansar y la comodidad a la hora de dormir, no necesitáis agobios ni en la vida del día a día ni en la noche.

 

Sí esta es vuestra postura os recomendamos que tengáis un diálogo más fluido y constante ya que la confianza en la pareja es imprescindible para que todo vaya bien.

 

El abrazo: Normalmente es ella la que apoya la cabeza en el hombro de él desvelando así una actitud dependiente, siendo el hombre el que apoya su cabeza en la cabeza de su compañera,  manifestando de forma inconsciente el sentido de la autoridad.

 

La huída: Cada uno duerme para un lado casi en el borde de la cama. Esta postura puede desvelar que alguno de los dos necesite salir corriendo de la relación, pero si durante el día vuestra relación es perfecta, tenéis comunicación y casi no discutís, no hay por qué preocuparse, simplemente puede significar que alguno de vosotros necesite su propio espacio o un tiempo para dedicárselo a sí mismo.

 

En contacto: Como en un código secreto el contacto de piernas, pies o manos significa comodidad y familiaridad. Normalmente con esta postura no sacrificas tu comodidad por acercarte a tu pareja pero necesitas ese contacto para saber que está ahí como con sentido de propiedad y permanencia.






Escribe tu comentario

Cualquier comentario que envies será moderado.
Utiliza ortografía correcta y se amable si quieres que los demás lo sean contigo.

Toda la información enviada será utilizada únicamente para procesar el comentario y responderlo si fuera el caso. Gracias por participar.